domingo, 18 de julio de 2010

Fin del exilio


Olas negras. Ecos ávidos. Polvos nulos. Calores agrios. Moscas infinitas. Espacios sobrantes. Tiempos extendidos. Arcas inválidas. Transpiraciones secas. Muros carcomidos. Árboles aletargados. Techos menguados. Puertas extenuantes. Pisos hundidos. Grietas abismales. Palabras sofocadas. Brazos caídos. Manos fracturadas. Encías absortas. Putas. Perros. Balines. Calcetas. Danzas. Mañanas.
Los agravios de la vida.
Que terminen. 

4 comentarios:

Furtiva dijo...

¿Y cómo terminar con lo sucio de la vida, con la carroña y los hedores que acaban siempre apareciendo a la vuelta de la esquina? Exiliarte del dolor es un paso racional de magia.

La Otra Maja dijo...

Que se termine el café, eso es un agravio.
Putada de vida. ja!

Siempre disfruto leerte, aunque escribas cosas que luego se me atoran en el esternón.
Bso.

Aquí su pendejo dijo...

Un paso nunca definitivo. Por otra parte Maja, y para acabarla de joder, también se me acabó el café.
Joder.

romina dijo...

Hola, como estas ???
Permiteme presentarme soy Romina administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y me parece un exito, me encantaría contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
Exitos con tu página.
Un beso
rominadiazs@hotmail.com