sábado, 17 de julio de 2010

Exilio II



Ahí estaba. 
Olí, caminé, pasé de largo. 
La vida tiene un andador como el que ves. 
No tuve tu mano para cruzarla. 
Pero tampoco iba solo.
No como era de esperarse. 

5 comentarios:

ataraxia dijo...

suena satellite of love una vez más
yo le pido al futuro que no sea como alguna vez lo esperé
que me traiga una sorpresa
y cuide de los que quiero.

Aquí su pendejo dijo...

Mis exilios responden a la soledad querida. Pero sí, que el futuro nos regale algo distinto.

ataraxia dijo...

los míos también, pero es en la soledad cuando más quiero.

Aquí su pendejo dijo...

Curioso que así sea. Quizá así deba ser. Abrazo.

Darinka Rodríguez dijo...

Exiliarse al mar debería ser obligado.