jueves, 8 de julio de 2010

Adentro.


Me quedo adentro.
Donde no soy el ellos.

Respiro en el marco de una postal.
Duermo en un renglón.
Habito en la nomenclatura,
no puedo irme sin provocar tu extravío.

Bajo mi piel,
otros brazos se abren para abrazarte.
Úsalos.

Te necesitan.

4 comentarios:

La Otra Maja dijo...

Un abrazo pues.
Saludos!

Aquí su pendejo dijo...

Gracias.

Sonny Luna dijo...

me gustó mucho.

Aquí su pendejo dijo...

Breve y conciso, como la entrada a unos brazos.