sábado, 15 de mayo de 2010

El amor de mi vida



Naciste hace siete años. Un amigo me dijo que eras yo “en miniatura”. Después del doctor, fui yo quien te abrazó primero. Tenías el rostro hinchado y rosado, como una pequeña tortuguita.
Cuando pienso en ti, me viene a la mente la imagen de un guerrero. Por ejemplo: tu fuerza de power ranger. Tu habilidad para armar rompecabezas. Tu pasión por ganar siempre. Tu gusto por las películas y los cuentos. Los mil quinientos tazos que has ganado. Lo bien que le pegas al balón de fútbol y gritas gol. Lo quieto y dulce que eres mientras duermes.
Eres mejor que yo en muchas cosas. Corres más rápido. Te cansas menos. Me ganas en todos los juegos del wi. Sonríes y te ríes a carcajadas. Me ganas con las espadas. Eres guapo y fuerte.   
Hoy quiero decirte que eres mi ilusión. Quiero decirte que te amo profundamente. Que sueño verte convertido en un gigante indestructible. Que disfruto todo lo que haces. Que pienso en ti todos los días. Que te llevo y vivo en mi corazón.
Te amo hijo.

8 comentarios:

r3ivajx dijo...

Tenía un rato que no se me enchinaba la piel así...

Aquí su pendejo dijo...

:)
Es uno de mis árboles. El que ya corre. El otro mira al cielo.
Abrazo.

Carolina García dijo...

Me mataste.
Otra vez.
¡Qué madera, eh!

Aquí su pendejo dijo...

:)

Sonny Luna dijo...

wow! admiro tu forma de mostrar el amor a quien bien dices,tu mini tu,aùn sin conocerte por leer aquello conoceremos a un gigante màs que indestructible.

Aquí su pendejo dijo...

Gracias. :)

La Otra Maja dijo...

Yo leí ayer, y también hoy!
En ese mundo de espadas y de sueños dulces, es posible todo.

Que suerte tenemos y gracias por poner en palabras un sentimiento que suele mantenernos de cabeza.

Me arrancó lágrimas.

Un abrazo

Aquí su pendejo dijo...

Abrazo.