lunes, 31 de mayo de 2010

Cómo darle al bienvenida a un nuevo inquilino


Allá al fondo está mi nuevo inquilino. Dispensen las cajetillas de cigarros en la mesa: juro que no voy a morir de salud. Los papeles donde debería haber alimentos: como palabras. Las plantas que son mis grandes consejeras. La escultura de madera que no expone su mejor ángulo -dijo el autor que si uno la ve de perfil, tiene la forma de una mujer. Y mi lap, ahí, de metiche.
Disculpen todo eso y denle la bienvenida al cuadro del fondo.

4 comentarios:

MAAG dijo...

Como toda visita, no pueden faltar las críticas: ese cuadro de fondo está muy arriba (amén de que el foco no le va: que vivan las lámparas).

Saludos cordiales

Aquí su pendejo dijo...

Gracias y yo no te ofrecí ni un puto vaso con agua.
abrazo

N. dijo...

El amarillo que tiñe a la blanca pared es el negro de nuestros pulmones, ¡amén!

Aquí su pendejo dijo...

Fumemos, Ene cantidad de cigarros.