miércoles, 21 de abril de 2010

Ya está pasando

Le pondré al futuro un botón de auxilio. Un letrero que diga “salida de emergencia”. Poblaré lo que es vacío e innecesario, para que mi necesidad y vacío tengan nacionalidad.
Me resulta indispensable bajar al tiempo de la copa del árbol. El muy cobarde se oculta de mi rifle.
Voy a quitarle a la colmena su necedad de ser una y un millar al mismo tiempo. No son tiempos de jugar a la unidad desde la dispersión y la abeja lo ignora y es tiempo y vida y lo que ya está pasando, incluso, antes de suceder. 

2 comentarios:

ataraxia dijo...

esta madrugada creo que al tiempo hay que arrearlo a punta de golpes de ternura.
y el enjambre protege a la abeja. no todos pueden.
hay algunos que dicen: demasiado olvido aferrado a un solo cuerpo.

no todos pueden.

Aquí su pendejo dijo...

Recuerdo una frase de Cortázar, decía algo más o menos así "el tiempo está ahí, como un perro al que te dan ganas de patear".
Me obsesiona. Eso y claro, la ficción del "ser-estar".
Y pues ya.