viernes, 16 de abril de 2010

Si

Tienen razón. No digo nada. Mis textos no llegan ni a una tierna composición de una obra. Todo son fragmentos; partes pegadas así nomás, por que sí. Hoy, por ejemplo, quisiera hablar de la risa. Pero tengo caries. Quisiera decir que mi boca se abrió tantas veces para celebrar la casualidad, el absurdo y la nada y no puedo. Al menos intento escribirlo como algo que sea creíble. Sólo tengo palabras que pongo en un pequeño horizonte blanco. Un relleno que no colmará de significados la insignificancia de todo. Tengo estas nadas intentando significar -en una época que ya trascendió la significancia por otras cosas. No tengo modo de traducir los güisquis, los abrazos, ni el modo secreto que a veces tiene el mundo para decirme aquí estás, eres. 
Sólo estas palabras, esta imperfección que ante mí, luce a veces sensata, pero siempre verdadera. 
Sí. 

10 comentarios:

La Maga dijo...

[Se hace lo que se puede]

La Maga dijo...

Vive usted cosas tan humanas que tocan el alma al leerlas.
Tal vez, no la primera, ni la última en decirlo. Pero ...bueno. Así es.
Abrazo.

Aquí su pendejo dijo...

Cosas humanas, escritura imperfecta. Pero claro, ni de Dios se escribe bien.

lira dijo...

Naaa, lo que pasa es que eres de los que expresan las ideas en mínimas palabras, parece que eres una máquina de spots, sin embargo, eres una máquina de pocas palabras, y eres de los que se leen lentamente, pero como el twitter usualmente se lee rápido muchos no te disfrutan igual. Saludos!

Aquí su pendejo dijo...

Gracias Lira. Me hiciste el día.
Abrazo.

Anónimo dijo...

Yo quiero mi vida hecha de pedacitos; de frases pegadas al "random".
Que no signifiquen nada y que le hagan sentido a todo.

Por eso me encantó el texto y los miles desperdigados en el tuiter.


La Otra Maja

Aquí su pendejo dijo...

Mi gratitud Maja-otra.

La Maga dijo...

Perdone, releyendo creo que no me di a entender bien para con usted. Lo que quise decir es que "En la imperfección está su magia".
Es un error frecuente en mi, no hablo bien y entonces la gente no me entiende a la primera, y como yo tampoco , por eso necesito releerme.

Aquí su pendejo dijo...

Mi error más frecuente es pensar.

La Maga dijo...

El mío también, y no sólo ese hay muchos más. Tantos que hasta creo que los desconozco.