domingo, 11 de abril de 2010

Billie Holyday. Ahí nomás.

Nada más muerto que una semilla en mi bolsillo. Iba a ser un árbol o quizá una canción. Otras cosas pasarán debajo de las mismas que ya conocemos: rostros y rastros; cuerpos sin cuerpo; cuchillos ensayando en la mantequilla la forma de no hacer daño, sólo un corte.
La muerte respira al recordar la vida que no tuvo. La muerte se acumula y derrama y eventualmente dejará todo como estaba. Jamás habrá un orden o un desorden para clasificar los viejos archivos olvidados; aquellos donde no imaginabas que ibas a cruzar la fila de espera; aquellos donde te viste en la otra orilla de un río; aquellos que en silencio ya eran futuro.
Saco la mano del bolsillo. Tiro la semilla. Por última vez le digo: no serás árbol, ni canción, ni cielo.
Billie Holyday lo entiende. Gloomy sunday.

3 comentarios:

La Maga dijo...

Re.mate Che!

Aquí su pendejo dijo...

Mate. Tema. Matatena.

Nice to MEAT you dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.