viernes, 28 de agosto de 2009

Deja vu

Cada respiro, el declive.

Cada parpadeo, invidencia.

Cada bocado, indigestión.

Hola, adiós.

Un segundo y su rostro inmaculado.

La letrina y las heces.

El cadáver que ama al cuchillo.

La cicatriz que añora la bala.

Anoche

es otra mañana

sin dientes.

Tic tac.

Revuelvo cajones de memorias batidas.

Bato memorias encajonadas en la ausencia.

No quepo en el puño divino.

Lo divino cabe en mi puño.

Shake, shake, keep on dreaming.

Hace nada era todo y todo fue un suspiro.

La exhalación suena a pesadilla y quién quiere soñar de rodillas.

Hace siempre tuve un deja vu donde yo no estaba,

era mi ausencia.

1 comentario:

B. dijo...

Ah! Como estuvo eso?
"Anoche/es otra mañana/sin dientes"
que barbaro