lunes, 27 de julio de 2009

sensación frente a una librería

Estoy a dos pasos de una librería especializada en psicología. Es un local de unos cincuenta metros cuadrados. Los estantes están llenos de libros y eso me aterra ¿realmente se puede producir tanta información a partir de un sujeto tan miserable y predecible como el ser humano? La complejidad es propia de lo inútil y nada más inútil que un humano complicado. Sírvase amar, comer, jugar y producir heces para ser uno más, con la sonrisa de labio a labio. 

De los genios es el infierno.

2 comentarios:

B. dijo...

Nada como la tranquila percepción de uno mismo como algo simple, lívido, unidimensional.
Aspiramos a tanto petiforro...
Saludos!

Aquí su pendejo dijo...

seee
y en esa aspiración nos encontramos con el asma existencial...
por tanto: vivir, vivir y vivir.
en lo simple, como en los brazos de la mujer que amamos..
aaahh