sábado, 27 de agosto de 2011

Esto nadie va a entenderlo. Ni modo.


Descubrí la capacidad de hundirme al flotar. He ahí el ascenso. He ahí también el diente y el cincel, modelando la gravedad.
Flotar: anticipo de divinidad –fui una deidad en su encrucijada–.
Nadie dijo que fuera fácil romperle la cara al estanque. [Caer es un acto cruel, impío. La suposición oscurece los sentidos]. En ese punto, la ondulación prefigura lo finito y exacto: espiral esparcida/escurrimiento anfibio.
Ser piedra es tan humano… lo único que requieres es tener muchos lados imperfectos. La piedra que soy está posada donde todo es umbral: orilla, río, risco, peñasco, borde.
He ahí la jauría, el zoo, la definición causal –que no casual– de humanidad.
¿Está claro, no?
¿Estro, no? sostiene. conocerla espiral esparcida/escurrimiento anfibio.uestra , sino en el andamio que nos sostiene. conocerla

2 comentarios:

Adry dijo...

Mortal !!!( falta esa opción en reacciones) =)

Marie dijo...

Yo quiero ser piedra de rio jaja


Saludos